top of page

Los mejores recetas con cecinas italianas son:

Actualizado: 19 oct 2021


Deliciosas recetas con cecinas italianas

Si eres fan de los embutidos, las recetas con embutidos italianos que venimos a presentarte hoy ¡tentarán tu apetito! No necesariamente tienen que ser recetas italianas, existen otras formas deliciosas de comer los tocinos y jamones italianos.

A eso hemos venido hoy, a mostrarte algunas de las recetas que puedes preparar con el salami por ejemplo o con el prosciutto. Hay muchas posibilidades cuando tienes un buen sentido del gusto e imaginación, incluso, ¡tú mismo puedes idear nuevas recetas!

Aun así, estamos seguros de que las recetas que te mostraremos a continuación te encantarán y conquistarán tu paladar. Además, también puedes sorprender a tus amigos o familiares con estas auténticas y sencillas preparaciones.






Las recetas con cecinas italianas que tienes que probar

Los sabores de la gastronomía italiana son extensos y variados, si ya has probado las pastas, los quesos, vinos y no sabes qué otros sabores explorar ¡hazlo con los embutidos italianos! No te arrepentirás, aparte de que tendrás muchas opciones para elegir, todos tienen un exquisito sabor, así que ninguno será una mala elección.

¡Comencemos con las recetas con embutidos italianos!

· Crostini de salami y mozzarella

Si tienes prisa y quieres comer algo que puedas preparar rápido, esta es una muy buena y rica opción. Cabe destacar que a muchos niños pequeños les gusta, así que puedes prepararlos como merienda. También podrías ofrecer estos crostini de salami con mozzarella como aperitivos en tus reuniones.

Ingredientes para 4 porciones:

  • 1 pan rústico.

  • 200 gr de queso mozzarella.

  • Aceite de oliva.

  • Ajo en polvo.

  • 300 gr de salami.

Preparación:

Para comenzar, debes tomar el pan y rebanarlo, trata de que no queden muy finas para que no se desarmen al servirlas, ni muy gruesas para que sean cómodas de comer. Ahora que tienes las rebanadas listas, úntales un poco de aceite de oliva y ponles ajo en polvo, pero no mucho, es sólo para darles algo de sabor.

Bien, haz el pan a un lado mientras procedes a cortar las rebanadas de queso mozzarella y las rebanadas de salami. Cuando las tengas cortadas, colócalas equitativamente sobre cada rebanada de pan ya aliñada.

Llévalas al horno por unos 10 minutos a 180°C, cuando veas que el queso mozzarella ya está fundido y el salami se ve un poco dorado, ¡están listos los crostini! Ahora sólo debes servirlos para comenzar a comer.

· Rollitos de prosciutto con rúcula

Es una receta muy fresca la verdad y es un aperitivo perfecto para compartir con los amigos o familiares para matar la ansiedad mientras la comida está en el horno o cuando aún la parrilla no está lista. Además, es una preparación saludable y deliciosa, más aún cuando se compra la rúcula fresca y crujiente.

Ingredientes:

Cabe destacar que la cantidad de cada ingrediente dependerá del número de invitados.

  • Rúcula.

  • Prosciutto.

  • Manzana verde o pera.

  • Miel o alguna vinagreta de tu preferencia.

Preparación:

No te tomará ni 10 minutos preparar estos rollitos de prosciutto con rúcula y el resultado le encantará a tus invitados y a ti. No necesitas muchos ingredientes ni utensilios de cocina, sólo tus manos y un buen sentido del gusto.

Antes de empezar a armar los rollitos debes lavar la rúcula muy bien. Luego, toma un plato grande y plano o una tabla de picar, coloca las láminas de prosciutto y pon un poco de rúcula en cada pieza de jamón.

Pica la manzana verde o la pera en pequeños trozos y agrega un pedazo sobre cada lámina de jamón con la rúcula. Ahora que tienes todos los ingredientes en orden, enróllalos todos y termina con un toque de miel o cualquier otra vinagreta que te guste.

Por último, sólo tienes que servirlos y disfrutarlos. Y por si no te has dado cuenta ¡es una de las recetas con embutidos italianos fácil de preparar!

· Rollos de pollo y pancetta

Sólo con el título ya sabemos que se aproxima una receta deliciosa que nos hará agua la boca. El pollo y la pancetta son una combinación exquisita que provocará una explosión de sabores en tu boca, así que no te quedes con las ganas y prepara esta rica receta.

Ingredientes:

  • 8 tiras finas de pechuga de pollo.

  • 8 tiras de pancetta.

  • 4 ramas de romero.

  • 150 gr de queso crema.

  • 2 cucharadas de almendras picadas.

  • Aceite de olvida.

  • Hojas de salvia.

  • Sal y pimienta.

  • 100 ml de vino blanco.

  • Palillos.

Preparación:

Lo primero que debes hacer es una mezcla con el queso crema, las almendras picadas, la sal y la pimienta. Ahora toma las tiras de pechuga y úntale muy bien la mezcla que has hecho y coloca una hoja de salvia encima.

Cuando el paso anterior esté listo, enrolla cada tira cuidadosamente para evitar que el relleno se desborde por los lados o se salga. Toma las tiras de pancetta y envuelve cada rollito de pollo con una de ellas, al terminar con cada rollo asegúralas con un palillo para que queden bien cerradas.

Luego de esto, pon a calentar una sartén con aceite de oliva y las ramitas de romero. Cuando el aceite tenga la temperatura adecuada, fríe todos los rollitos de pollo y pancetta durante 10 minutos por cada lado. Pasados los 20 minutos, agrega el vino blanco y déjalos cocinar por 10 minutos más.

Recuerda removerlos de vez en cuando para que no se vayan a pegar o quemar y listo, ¡a disfrutar! Puedes acompañar estos rollitos con arroz blanco, verduras o ensalada.

· Pizza con salami picante

Esta receta es una delicia para los amantes del picante y de la pizza, obviamente. Imagina probar esta pizza con su masa crujiente, un toque picantico, la suavidad del queso mozzarella y los sabores de la pasta de tomate, ¡un festín para tu paladar!

Ingredientes para una pizza:

  • Masa para pizza.

  • 100 gr de salami picante.

  • 100 gr de queso mozzarella.

  • 100 gr de pasta de tomate o tomates triturados.

  • Aceite de oliva.

  • Sal.

Preparación:

Actualmente preparar pizza en casa es mucho más fácil, ya que en los supermercados se puede conseguir la masa para pizza lista para usar, así que esto agiliza el proceso.

Sólo tienes que estirarla para luego extenderle una capa de pasta de tomate, siempre dejando libre 2 cm por todo el orillo de la masa para que puedas hacer el borde. Luego, toma el queso mozzarella rallado y agrégalo por toda la pizza para posteriormente hacer lo mismo con el salami, sólo que este se agrega en rodajas.

Salpimienta al gusto y añade un pequeño chorro de aceite de oliva para que la lleves al horno ya precalentado a unos 250°C por 10 o 15 minutos, ¡y está lista!




85 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page