top of page

Mozzarella y vino, ¿cuál es el maridaje perfecto para recetas con mozzarella?

Actualizado: 2 nov 2021


El queso mozzarella es dentro de los quesos tradicionales uno de los más versátiles, puede ser la base de las más refinadas recetas gourmet o dar pie a las más informales preparaciones como la favorita de grandes y chicos, la deliciosa pizza, que bañada en hilos de queso fundido cautiva a todos por igual.


Queso mozzarella, ¿fresco o fundido?

Fresco, siempre será una gran opción para ofrecer en una reunión de amigos, bien sea dentro de una ensalada o inclusive solo como un simple aperitivo de finos trozos de queso, que puedes además acompañar con aceitunas y jamones.

Fundido, resulta irresistible de tan solo mirarlo derretido en panes, rociado con finas hierbas y un baño de aceite de oliva, hará sucumbir a más de un comensal, la ventaja es que al tener un sabor suave y no tan fuerte como otros quesos podrás combinarlo hábilmente con otros ingredientes.

En toda velada no solo debes cuidar los aperitivos y la bebida a ofrecer, es preciso saber combinarlos armónicamente para ofrecer la mejor experiencia a tus invitados, especialmente en el caso de los quesos saber cómo hacer el maridaje perfecto puede resultar todo un arte

Si quieres saber cómo lograrlo y quedar muy bien ante todos, te ayudaremos a descubrir de manera muy sencilla como emparejarlos, en especial cuando incorpores el queso mozzarella entre los elegidos para ser degustados.





¿Cómo combinar quesos y vino?

El principio fundamental es lograr un equilibrio entre ambos, que el sabor de uno no produzca un choque con el otro de manera que tu paladar distorsione el sabor del queso o del vino que estas disfrutando.

Aunque no existe una regla general, una consideración a tomar es combinar el vino de acuerdo a el color del queso y su dureza, los quesos más oscuros y duros van perfectos con vinos fuertes en especial los tintos, los quesos azules emparejan muy bien con vinos dulces

Los quesos más claros y los blancos de texturas suaves o cremosas que suelen ser más frescos, como es el caso del Mozzarella van muy bien con los vinos afrutados


El vino perfecto para degustar queso mozzarella.

Aunque la forma, presentación y sabor del queso mozzarella puede variar según el tipo, el principio para combinarlo con el vino viene siendo el mismo, nos podemos encontrar con mozzarella hecha a base de leche de Búfala o los elaborados a base de leche de vaca.

La mozzarella de búfala como la bufalina ovoline, hecho en Chile, en este caso se trata de un queso de contextura firme pero jugosa con un sabor fresco y ligeramente acido, ideal para preparar ensaladas o postres.

Los que son a base de leche de vaca como el Mozzarella de vaca Fiordilatte, resultan ideales para recetas donde se funde el queso, este es firme, pero con una cremosidad cautivadora y un sabor levemente salado.

En ambos casos, el maridaje perfecto lo podrías lograr con un vino Sauvignon Blanc, un vino blanco elegante, equilibrado y muy aromático que va excelente con el sabor cremoso y ligeramente neutral del queso mozzarella.


Mozzarella di bufalla emparejado con un Rosé.

No solo se debe considerar el maridaje entre el vino y el queso, hay ocasiones, días e incluso momentos de tu día que exigen un determinado tipo de vino, por ejemplo, para una tarde de verano puede resultar ideal un Rosé.

También hay que tomar en cuenta, los aperitivos que degustaras o que le ofrecerás a tus invitados por lo general incorporaras otros alimentos en tu menú a parte del queso, como por ejemplo un platillo que involucre mozzarella de búfala, prosciutto y aceite de oliva combinara a la perfección con un vino rosado.

El vino rosado es de cuerpo medio es un poco más fresco y ligero que el vino tinto, conjugara perfectamente con la cremosidad del queso mozzarella de búfala.


Recetas, mozzarella y vino…

Cuando se trata solo de aperitivos es posible que sea más sencillo elegir la bebida que los acompañe, incluso, si vas a presentar no solamente mozzarella sino una tabla de quesos varios de distintas texturas y sabores una buena salida es elegir un tinto joven no desentonara con ninguno de ellos.

Ahora, si en vez de ofrecer aperitivos tu idea es servir platos completos, quizás puedas tener un poco de dudas, pero no te preocupes te guiaremos para que hagas la elección correcta y salgas triunfante de la velada.


· Ensalada capressa, es una gran entrada, en ella destaca la frescura de sus ingredientes, el ligero sabor del queso y el toque especial del aceite de oliva y la albahaca, conjuga perfectamente con un Pinot Noir fresco.


· Ensalada de pasta, que incluya retazos de mozzarella tomates frescos, aceite de oliva y albahaca, haría muy buen juego con un Rosé.


· Pasta 4 quesos, aunque existen varias versiones de esta deliciosa salsa para pasta, una de ellas es la que incluye queso mozzarela, parmesano, roquefort y queso suizo, una buena elección es maridar con un Sauvignon Blanc, un Pinot Grigio o un cava, en general un espumante fresco sería una grandiosa elección.


· Pollo relleno de tomate y mozzarella, empareja perfectamente con un vino italiano como un Pinot Grigio o Gris.


Pizza de mozzarella y vino.

Aunque asociamos la pizza con situaciones informales y lo normal es combinarlo con refresco o cerveza, la nueva tendencia es hacer versiones más gourmet de este tradicional plato italiano y por ello bien merece estar bien acompañada con un buen vino.

En el caso de las pizzas con salsa napolitana, mozzarella y jamones fuertes debes considera la acidez del tomate y el sabor de los embutidos que suelen resaltar, para ello elige un vino frutal de baja acidez para que no se produzca un choque con los ingredientes de la pizza.

· Un Syrah, este vino tinto de cuerpo medio y bastante sabor hará muy buena pareja con el queso mozzarella.

· Un Sauvignon Blanc es un vino de gran personalidad, su acidez va muy bien a tu pizza si posee hierbas como el orégano o la ruculla, pues le harán resaltar su sabor.

· Un Malbec, es un vino de mucho carácter apreciado por casi todos los paladares es ideal para las pizzas con ingredientes de sabores fuertes como las que tienen aceitunas.

· Un Chianti, este tradicional vino toscano de sabor armónico, seco y suculento, puede hacer una combinación perfecta con las pizzas napolitanas.

No te olvides de la temperatura del queso y el vino.

Recuerda que, para lograr el mejor maridaje y una gran experiencia gustativa, también debes considerar la temperatura del queso y el vino, los vinos blancos se deben servir a temperaturas de 10 a 12 grados centígrados y los tintos a 15 o 18 grados centígrados.

En cuanto a los quesos, si son frescos como la mozzarella preséntala a temperatura ambiente, para poder apreciar su textura y sabor correctamente.


El queso mozzarella chileno, calidad Premium.

Realmente para conseguir el maridaje perfecto, no requieres únicamente seguir un esquema, necesitas un poco de intuición para lograr armonizar y crear combinaciones que permitan disfrutar el sabor de estos dos aliados: el queso y el vino.

Aunque la auténtica mozzarella es originaria de Italia, es un queso que se ha popularizado tanto que se ha versionado en otros países y de una manera única como es el caso de la mozzarella fabricado en Chille, que mantiene un estándar de calidad y sabor único.

El queso mozzarella de leche de vaca con su particular presentación en forma de trenza es irresistible en cualquier preparación y la mozzarella de búfala distintivamente presentado en forma de bolas de calidad Premium es toda una delicia.




Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page